Salsa Barbacoa

Llega el verano, y con el aumentan las ganas de preparar una rica barbacoa con nuestros amigos y familiares. Entonces, tenemos la época, el sitio, los acompañantes y la barbacoa esperándonos. Pero, ¿Qué es lo que hace tan especial nuestro asado? Ese gusto incomparable… ¡Pues vaya! Hace falta una rica salsa barbacoa casera. Con la salsa barbacoa podrás darle un gusto inigualable a tus asados.  Es todo un clásico para acompañar a la carne, sobre todo la que se prepara en la barbacoa, aunque combina perfectamente con carne a la plancha, asada, al horno o cocinada de cualquier forma. Aquí te enseñaremos como preparar una salsa barbacoa casera, y no solo eso, será una salsa barbacoa rápida! Para que así le pongas ese toque mágico a tu asado.

 La salsa barbacoa casera es muy fácil de preparar. Te enseñaremos como 
hacer salsa barbacoa versión de Kansas City (la más común de esta salsa),
 pero con algunas variaciones puedes para ajustarla a tus preferencias.
 Esencialmente podemos variar la cantidad de vinagre o de azúcar para 
hacerla más agria o más dulce, o usar salsa de tomate en vez de kétchup 
para hacerla más suave. El resto de ingredientes le aportan distintos 
matices. No les entretengo más, ¡nos ponemos manos a la obra!

Esta se dice ser una versión de salsa barbacoa rápida, ya que su tiempo de elaboración es de 30 minutos. Puedes hacerla el día de antes de una comida familiar o de amigos para que se mantenga fría en el frigorífico. Al ser casera, la salsa barbacoa se conservará en buen estado durante una semana en un tarro hermético.

Receta salsa barbacoa

Ingredientes:

  • 200 g de ketchup
  • 200 g de salsa de tomate frito (si es casero, mejor)
  • 75 g de azúcar moreno
  • 75 g de vinagre de vino tinto
  • 1 cucharada de salsa Worcestershire
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla pequeña o media grande
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Tabasco
  • Media cucharadita de canela
  • Tomillo
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Elaboración:

  1. Pica la cebolla y el ajo. Ponlos a sofreír en un sartén hasta que la cebolla este dorada.
  2. Añade el resto de los ingredientes: la salsa de tomate, el ketchup, el azúcar moreno, el vinagre, la salsa Worcerstershire, la miel, la mantequilla, el pimentón, un golpe de tabasco, la canela, el tomillo, dos pizcas de sal y la pimienta.
  3. Deja que se cocine a fuego lento hasta obtener la textura deseada.
  4. ¡A comer!

Un Consejo:

Puedes añadir harina o almidón de maíz para espesar. Calentando el líquido por un período de tiempo te permite reducir la cantidad de humedad de la salsa sin tener que añadir más ingredientes. De forma alternativa, puedes añadir almidón de maíz o harina para espesarla.

También pueden agregarle con un poco de vino para cocinar pollo en el horno. Por último, no podemos olvidar la famosa pizza barbacoa, en la que utilizamos pollo y carne picada junto con esta salsa para hacer una pizza impresionante.

Salsa Barbacoa
Salsa Barbacoa